Player

France 24 Móvil - Actualidad internacional las 24 horas

HISTORIA

France 24 vuelve sobre las fechas más importantes de la historia en América Latina y en el resto del mundo, poniéndolas en perspectiva con la actualidad. Véalo todos los domingos a las 19:20 (hora Bogotá - Lima - Quito).

73 años de las bombas atómicas a Hiroshima y Nagasaki

Última modificación : 06/08/2018

Por Andres Suárez Jaramillo

En agosto de 1945 los japoneses vivieron la tragedia de dos bombas nucleares que cayeron sobre los puertos de Hiroshima y Nagasaki. Más de cien mil personas murieron instantáneamente en ambos ataques estadounidenses.

En el marco de la Segunda Guerra Mundial, el presidente de Estados Unidos, Harry S. Truman, autorizó un primer bombardeo sobre Hiroshima. La justificación: Japón se había negado a aceptar la rendición que los aliados le habían impuesto por medio de la Declaración de Postdam, a finales de julio de 1945.

De manera que el 6 de agosto, un avión bombardero Boeing B-29, bautizado Enola Gay, dejó caer la bomba "Little Boy". El artefacto hizo estallar una carga de 15 mil toneladas de TNT, que devastó un rango de 13 kilómetros cuadrados.

Al menos 70 mil personas murieron ese mismo día. Sin embargo, para el final de 1945, la cifra de muertos aumentó a más de 100 mil por causa de la exposición a la radiación que sufrieron los sobrevivientes.

Nagasaki, la segunda ciudad japonesa atacada por una bomba atómica

Tres días después de Hiroshima, el 9 de agosto, la fuerza aérea estadounidense sobrevoló la ciudad de Kokura. Sin embargo, el cielo estaba tan nublado, que fue preciso ejecutar el plan alternativo, lanzar la bomba "Fat Man" sobre Nagasaki.

Las pobres condiciones visuales del B29 norteamericano le impideron acertar en el blanco programado, de modo que el impacto destructivo fue menor en comparación a Hiroshima. Aún así, murieron instantáneamente 39 mil personas.

El 12 de agosto el emperador japonés Hirohito oficializó un anuncio de rendición: "El enemigo ha empezado a utilizar una bomba nueva y sumamente cruel, con un poder de destrucción incalculable y que acaba la vida de muchos inocentes. Si continuásemos la lucha, solo conseguiríamos el arrasamiento y el colapso de la nación japonesa, y eso conduciría a la total extinción de la civilización humana".

El 2 de septiembre de ese mismo año, Japón firmó la rendición absoluta ante los aliados, y el fin de su participación en la Segunda Guerra Mundial.

Obama, el primer presidente de EE. UU. en funciones en visitar Hiroshima

El 27 de mayo de 2016, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó el Memorial de la Paz de Hiroshima.

Allí se reunió con el Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, para ofrecer un sentido homenaje a las víctimas. Varios sobrevivientes del ataque nuclear lo saludaron durante el evento, en el cual expresó un dicurso que nunca un presidente en funciones de Estados Unidos había realizado.

Obama dijo en aquella oportunidad: "Venimos a llorar a los muertos, incluidos más de cien mil hombres, mujeres y niños japoneses; miles de coreanos; una docena de estadounidenses presos. Sus almas nos hablan. Nos piden que miremos hacia adentro, para evaluar quiénes somos, y en qué nos podemos convertir".