Player

France 24 Móvil - Actualidad internacional las 24 horas

Reino Unido se debate entre firmar o no acuerdos aduaneros con la Unión Europea

Última modificación : 27/02/2018

© Olivier Hoslet /EFE | Michel Barnier, el negociador jefe de la UE para el Brexit busca definir los términos de la transición prevista desde Bruselas.

Por France 24

Mientras la primer ministro inglesa Theresa May sostiene que el acuerdo le restaría al Reino Unido un mejor intercambio comercial. El líder de los laboristas, Jeremy Corbyn defiende la tesis de pactar con el bloque europeo.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea, también conocido como el “Brexit”, es el proceso que sucede a raíz del referéndum realizado en el año 2016 el cual recibió el respaldo de la mayoría de la población.

Los países europeos al formar parte del bloque, cuentan con una serie de beneficios, principalmente económicos y sociales. Sin embargo, el Reino Unido busca que tras su salida estos beneficios que ostentaban sus ciudadanos impacten de la menor manera posible, por ello aún se mantiene en conversaciones con el resto de los países a fin de llegar a acuerdos que beneficien a todos los involucrados.

Es por ello, que reunidos en Bruselas (Bélgica) los países miembros de la Unión Europea le proponen a Gran Bretaña firmar un acuerdo aduanero, que permitiría mantener los beneficios tributarios que ahora ostentan los que forman parte del bloque.

Pese a ello, la primera ministro de Reino Unido, Theresa May ha rechazado una posible firma de acuerdo aduanero entre su país y la Unión Europea, pues ello evitaría que Gran Bretaña, firme acuerdos comerciales con países que cuentan con economías de rápido crecimiento como lo son los casos de China e India.

La posición de May es respaldada por su ministro de comercio internacional, Liam Fox, quien defiende la teoría de contar con un Brexit duro, orientado a que el Reino Unido deje de lado la dependencia comercial que ha establecido el Bloque desde Bruselas.

Fox aclaró que como ministro ha experimentado diversos viajes a países, especialmente asiáticos, que tienen interés de firmar acuerdos con el Reino Unido y estos ven en Londres el éxito de su economía, su bajo desempleo, un buen sistema legal y financiero además de  una baja carga fiscal.

Por otro lado, el representante del gobierno británico destacó que de suscribirse al acuerdo aduanero, el Reino Unido quedaría en una peor posición si se compara con lapsos previops al Brexit. "Es traición a los intereses nacionales británicos", sostiene Fox, quien agrega que ello dejaría a Bruselas con un control sobre el comercio exterior británico.

"El precio inevitable de tratar de negociar con un brazo atado a la espalda es que seríamos menos atractivos para posibles socios comerciales y perderíamos muchas de las oportunidades que, de otra manera, estarían disponibles para nosotros", declaró Fox.

Mientras el debate ocurre y se extiende entre los diversos participantes, May sostiene reuniones con gran parte de sus ministros de cara al discurso que presentará el próximo viernes donde planteará la posición de su gobierno con respecto a dicho tema.

Conservadores rebeldes podrían debilitar la posición de May

Como ha sido habitual desde que se planteó y llevó a cabo el referéndum en junio del año 2016, la situación ha generado cierta controversia. Ello ha llevado a que se presenten planteamientos contradictorios incluso en el seno del conservador partido de gobierno de la primera ministro Theresa May.

Estas posiciones diferentes dentro de las filas conservadoras, ha propiciado que el líder de los laboristas, Jeremy Corbyn, el cual defiende la teoría de firmar el acuerdo aduanero con la Unión Europea, pueda aprovechar y así mediante alianzas pueda obtener los votos suficientes para una nueva enmienda comercial.

”El laborismo buscaría negociar una nueva unión aduanera para asegurarse de que no haya aranceles con Europa y para ayudar a evitar cualquier necesidad ante un Brexit duro en Irlanda del Norte”, explicó Corbyn.

Mientras tanto en Bruselas, se lleva adelante el consejo de Asuntos Generales de la Unión Europea, donde se discuten los términos en los que se establecerá el período de transición del Brexit, el cual comenzará en marzo de 2019.

En dicho consejo participa Michel Barnier, quien es el negociador jefe de la Unión Europea para el Brexit. Este presentó una dura posición al negar la posibilidad de establecer un período de transición indeterminado para el Reino Unido.

"Proponemos, lógicamente, que (la transición) termine el 31 de diciembre de 2020, al mismo tiempo que el marco financiero plurianual. El Reino Unido desea, mantener abierta esta duración, lo cual no es posible", afirmó

Con EFE y AFP

  • Reino Unido

    Gobierno de Theresa May quiere extender periodo de transición tras el Brexit

    Saber más

  • Brexit

    Los Efectos del Brexit: Movilización de ciudadanos (4)

    Saber más