Player

France 24 Móvil - Actualidad internacional las 24 horas

Rusia califica de "palabrería" acusaciones sobre presunta injerencia en elecciones

Última modificación : 18/02/2018

© Thomas Kienzle / AFP | Intervención del ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, durante la Conferencia de Seguridad de Múnich. 17 de febrero de 2017.

Por Valentina T. Sánchez

En su intervención en la Conferencia de Seguridad de Múnich, Sergei Lavrov, aseguró que las acusaciones de Estados Unidos contra 13 funcionarios y tres empresas rusas son solo "palabrería".

Rusia niega que haya intentado intervenir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en las que Donald Trump venció a la demócrata Hillary Clinton.

Esa misma línea mantuvo el canciller de Rusia, Sergei Lavrov, cuando fue consultado sobre la acusación que hizo el fiscal especial de Estados Unidos Robert Mueller, que investiga la presunta injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016, a 13 ciudadanos y 3 empresas rusas por su presunta injerencia en los comicios.

El ministro de relaciones exteriores ruso reiteró que no hay pruebas: "Pueden publicar lo que sea, vemos las acusaciones que se multiplican, las declaraciones que se multiplican pero hasta que veamos hechos, solo es palabrería", puntualizó Lavrov.

De acuerdo con el jefe de la diplomacia de Moscú, Occidente se ha encargado de difundir el "irracional mito" de que "Rusia es una amenaza" y añadió que son los occidentales los que quieren involucrar al Kremlin en asuntos internacionales como el Brexit o el referendo de Cataluña.

Previamente, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Sájarova, resaltó, a través de su cuenta de Facebook que las acusaciones son absurdas.

"Dice el Departamento de Justicia de EEUU que eran 13. Es decir, 13 personas interfirieron en las elecciones de Estados Unidos. Trece contra los presupuestos multimillonarios de los servicios secretos, contra la inteligencia y la contrainteligencia, trece contra los novísimos desarrollos y tecnologías. ¿Suena absurdo? Creo que sí", señaló en la publicación.

El documento estadounidense acusa a 13 individuos y tres compañías

De acuerdo con el texto del fiscal especial Robert Mueller, 13 ciudadanos rusos y tres compañías interfirieron en el sistema político estadounidense y buscaron crear caos.

Del total de acusados, 12 trabajaron en el Centro de Investigación de Internet, ubicado en San Petersburgo y según la investigación, empezaron a actuar contra Estados Unidos en 2014. Para lograr sus objetivos contaban con millones de dólares.

Asimismo, el documento indica que algunos de los acusados viajaron a territorio estadounidense donde crearon cuentas falsas en diferentes redes sociales para favorecer al entonces candidato Donald Trump y visitaron al menos ocho estados para tratar de influir en la intención de voto para los comicios de 2016.