Player

France 24 Móvil - Actualidad internacional las 24 horas

La hermana de Kim Jong-un finaliza un viaje histórico a Corea del Sur

Última modificación : 12/02/2018

© Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA) / Reuters | El presidente surcoreano Moon Jae-in estrecha la mano de Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, en Seúl, Corea del Sur, el 10 de febrero de 2018.

Por Santiago Aristia

La delegación norcoreana, de la que forma parte Kim Yo-jong, la hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, concluyó una histórica visita a Corea del Sur. Un símbolo de acercamiento entre Pyongyang y Seúl.

El viaje de la delegación norcoreana a Corea del Sur para la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018, que culminó el domingo 11 de febrero, formó parte de los acuerdos alcanzados en enero entre las dos Coreas. A la inauguración asistieron el jefe de Estado de Corea del Norte, Kim Yong-nam y Kim Yo-jong, hermana del líder de ese nación, Kim Jong-un.

"Te invito a Pyongyang"

Esta fue la primera visita de un miembro de la dinastía Kim a Corea del Sur y el acercamiento podría representar el principio del fin de una etapa de permanentes hostilidades entre las Coreas desde su separación hace 60 años, en 1948, cuando cada una se alineó con las dos potencias de la Guerra Fría: Estados Unidos (Sur) y la Unión Soviética (Norte).

De hecho Kim Yo-jong, o “la primera hermana” como muchos la llaman, tuvo un rol de mediadora durante el viaje y fue la encargada de transmitir al presidente surcoreano Moon Jae-in la invitación de su hermano para que ambos mandatarios se reúnan de manera urgente en Pyongyang. De esta manera, sentó las bases para la primera reunión de líderes coreanos en más de 10 años.

Moon y Kim coincidieron en cuatro ocasiones desde que se saludaron por primera vez en la inauguración de los JJ. OO. en Pyeongchang. El último de estos encuentros ocurrió antes del regreso de la hermana del líder norcoreano a su país. Kim Yo-jong y el presidente honorífico de Corea del Norte escucharon sentados junto al presidente surcoreano un concierto de la orquesta norcoreana Samjiyon.

Las Coreas, distintas pero no tanto según Kim Yo-jong

Según la agencia Reuters, Kim Yo-jong se mostró positivamente sorprendida durante su viaje y, en el brindis de la cena previa al evento cultural, afirmó "nunca pensé que visitaría (el sur) tan repentinamente y creí que muchas cosas serían extrañas y diferentes, pero vi muchas cosas similares o iguales".

De esta manera, la última jornada de la representación norcoreana en PyeongChang, que emprendió la vuelta a las 10:24 p.m. (hora local) en un jet privado, estuvo marcada por una nueva muestra de la mejoría en la relación entre las dos Coreas.

La hermana menor del líder del norte Kim Jong-un causó una buena impresión entre muchos de surcoreanos, y varios medios de comunicación la compararon con Ivanka Trump por el rol diplomático que esta ejerce para su padre, Donald Trump.

Aunque no todos recibieron con entusiasmo la visita ni el acercamiento entre ambas naciones. Alrededor de mil manifestantes surcoreanos realizaron una manifestación contra Corea del Norte y quemaron una bandera unificada de la península, la misma utilizada por atletas de Corea del Norte y Corea del Sur cuando marcharon juntos en la ceremonia de inauguración de los JJ. OO..

Estados Unidos, escéptico y firme contra Corea del Norte

Por su parte, el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, dijo en el vuelo de regreso desde Corea del Sur que el presidente Moon Jae-in compartió con él detalles de su reunión con la delegación norcoreana y que le reiteró la importancia de que Seúl y Washington mantengan una postura coordinada. "Le agradecí que compartiera su perspectiva sobre el asunto. Pero, nuevamente, ambos reiteramos que continuaremos manteniendo una postura fuerte y coordinándonos para ejercer la máxima presión económica y diplomática sobre Corea del Norte", dijo Pence a EFE.

Así mismo, uno de los portavoces del vicepresidente estadounidense añadió que Moon le aseguró a Pence que, pese a que anteriores acercamientos con Pyongyang han provocado una distensión de la presión diplomática, en este caso solo se planteará disminuir dicha presión "cuando Corea del Norte dé pasos hacia la desnuclearización".

Más allá de las consecuencias concretas que pueda tener el acercamiento entre ambas naciones en permanente conflicto, el viaje y los encuentros entre los representantes de las Coreas no dejan de representar un importante avance, al menos simbólico, hacia una posible convivencia.

Con EFE y Reuters