Player

France 24 Móvil - Actualidad internacional las 24 horas

Colombia: FARC suspende campaña electoral ante agresiones y en medio de un clima de violencia

Última modificación : 10/02/2018

© Raúl Arboleda / AFP | Un grupo de personas participan en el lanzamiento de la campaña política para presidente del líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, conocido como "Timochenko", en el barrio de Ciudad Bolívar, al sur de Bogotá, Colombia, el 27 de enero de 2018.

Por David González

La FARC anunció que suspende sus actos de campaña ante los hechos de protesta que en algunas regiones han terminado en agresiones. Los líderes de ese partido exigieron garantías.

El grupo de avanzada de Sandra Ramírez, exguerrillera y candidata de las FARC al Senado de Colombia, fue bloqueado por motociclistas en una calle de la ciudad norteña de Cúcuta. Fueron agredidos verbalmente y, según la candidata, amenazados de muerte. Por hechos como estos, el partido político de las FARC decidió suspender temporalmente los actos de campaña.

Hechos como el anterior se venían repitiendo en varias ciudades durante la campaña política que adelanta la que fue la guerrilla más antigua de Latinoamérica. Y sucede en un difícil clima de violencia. La Fiscalía de ese país señaló que, desde la firma del acuerdo de paz, han sido asesinados 28 excombatientes y 10 líderes sociales asociados al partido de FARC. Y en un marco más amplio, la ONU señala a 105 líderes sociales asesinados en ese país en poco más de un año.

Desde el centro de Bogotá, los principales líderes políticos de las FARC anunciaron en rueda de prensa que mientras no se den garantías de seguridad no seguirán realizando actos políticos.

Pablo Catatumbo: “no estamos en contra de la protesta, sino de las agresiones contra los actos de campaña”

El partido político se formó el año pasado, después que los combatientes se desmovilizaron en un proceso de paz que terminó con 52 años de confrontraciones con el Estado. Sin embargo, muchos colombianos rechazan a las FARC, quienes como actores de la guerra cometieron secuestros, bombardeos y desplazamientos. Recientes encuestas muestran que las FARC tienen menos del 2% de respaldo.

Pablo Catatumbo, uno de sus máximos líderes, dijo desde Bogotá que “le pedimos a todos los partidos y movimientos políticos, sin excepción, rechazar ese tipo de provocaciones” y agregó: “no estamos en contra de la protesta, sino de las agresiones contra los actos de campaña”.

Carlos Antonio Lozada, otro líder del partido político, incluso fue más lejos y señaló a sectores de derecha de estar detrás de las protestas. “No diría que es el pueblo colombiano, es claro que hay participación de líderes regionales de sectores de extrema derecha agrupados en el partido de Centro Democrático”.

El Centro Democrático es el partido del expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien gobernó ese país entre 2002 y 2010, y se ha convertido en el principal opositor del Gobierno de Juan Manuel Santos, su antiguo exministro de Defensa, y enconado crítico del proceso de paz acordado entre el Gobierno y las FARC.

Para Arlene Tickner, profesora de la Universidad del Rosario de Colombia y experta en Estudios Latinoamericanos, las protestas reflejan un claro sentimiento de apatía de sectores del país hacia la exguerrilla. Pero no descarta que actores políticos o ilegales de derecha estén detrás de las agresiones.

Y agrega: “la posibilidad de que los guerrilleros de las FARC participen en política es fundamental para el blindaje del proceso, fue ese objetivo la principal motivación del mismo”.

El general Luis Mendieta, que pasó cerca de 12 años secuestrado por las FARC en medio de la jungla, critica duramente la participación de la exguerrilla sin haber pasado por procesos de justicia, verdad y reparación a sus víctimas. Y los califica como “victimarios que resultaron premiados por un presupuesto y unas curules”.

Sin embargo, el general rechaza los hechos de violencia que afectan la campaña. Y aclara: “así no es el comportamiento de una sociedad democrática”.

Sandra Ramírez: “no podemos repetir lo que pasó con la Unión Patriótica”

Para Sandra Ramírez, de las FARC, es muy grave que las garantías no se estén dando. “Es una cuestión sistemática, más de cuarenta compañeros han sido asesinados”, denuncia.

Dos excombatientes que salían de trabajar en un acto de proselitismo del candidato de las FARC en Antioquia, en el municipio de Peque, fueron asesinados a mediados de enero.

La candidata agrega: “es un momento histórico, hacemos la transición de actos de guerra a actos de paz. No podemos hacer política mientras ponemos los muertos, no podemos repetir lo que pasó con la Unión Patriótica”.

La Unión Patriótica (UP) fue un partido político que surgió tras un acuerdo entre el presidente Belisario Betancur y los grupos guerrilleros a comienzos de los ochenta. Entre 3.000 y 6.500 miembros y militantes de la UP fueron asesinados por grupos paramilitares y traficantes de droga en complicidad con el Estado.

El acuerdo de La Habana garantizó a las FARC 10 sillas en el Congreso hasta 2026.  Otros 60 candidatos se inscribieron en las elecciones que se celebrarán el 11 de marzo. El que fue el máximo comandante de esa guerrilla, Rodrigo Londoño, será candidato a la Presidencia.

El presidente Juan Manuel Santos se comprometió a cerciorar la seguridad de la campaña de las FARC y urgió a los colombianos a protestar pacíficamente. “Pido que seamos tolerantes y generosos entre nosotros.  Esto no beneficia a la democracia y debemos rechazar las agresiones que algunos de estos candidatos estamos sufriendo, especialmente los candidatos de las FARC”, dijo Santos el pasado jueves 8 de febrero.

Con Reuters

  • Proceso de paz Colombia

    La FARC lanzó su candidato a la presidencia de Colombia 2018

    Saber más

  • Ataque en Ecuador

    Ecuador vincula a disidencia de las FARC con ataque al cuartel de Policía

    Saber más